Como conseguí leer los “Top-Ten” de Alfredo Prieto sobre docencia universitaria

El pasado 18 de Noviembre el Profesor Alfredo Prieto publicó una entrada en su blog Profesor 3.0 sobre los que para él eran los 10 mejores libros sobre docencia universitaria. Encuentro esta lista muy acertada y, al responder a la encuesta que el propio Alfredo plantea, me encuentro que he leído casi todas sus sugerencias. Algunas de ellas, Creating Significant Learning Experiences de Dee Fink, Engaging Ideas de John C. Bean y el handbook Classroom assesment techniques de Thomas Angelo y Patricia Cross, incluso las he releído y usado como guía en mi propia docencia. Ante mi éxito en la encuesta y la curiosidad de Alfredo me he planteado cómo y porqué he llegado a familiarizarme tanto con esta literatura sobre docencia que parece bastante ajena a la mayoría de los profesores universitarios.

La primera razón fue mi interés en llegar a ser un profesional de la docencia. Eso me llevó a realizar numerosos cursos de formación y a descubrir que estos temas me gustan, me encantan. Así, disfruto mucho leyendo sobre cómo enseñar y cómo hacer cosas diferentes en clase. Cuanto más leo e investigo más familiarizada estoy con los autores y la terminología y, por tanto, más fácil me es entender esta literatura y más me apetece continuar leyendo. Los cursos de formación que he realizado desde el año 2000 han sido mi principal fuente de referencias bibliográficas pero no la única. Las sugerencias de otros compañeros interesados en estos temas, como el propio Alfredo, y las recomendaciones de Amazon me han permitido aumentar mi biblioteca.

La segunda razón por la que he podido leer numerosos ensayos sobre docencia es que he seguido una forma de lectura de estas referencias de “fondo de armario” basada en tres ideas. Dosificar la lectura, leer de forma estratégica y buscar aplicación inmediata para las ideas más interesantes.

Hace tiempo que dedico unos 15 minutos diarios a lecturas no urgentes; a esos libros que quieres leer pero que nunca tienes tiempo para ello. Antes de meterme en los imprevistos y las prisas de cada día (o sea, antes de encender el ordenador), a primera hora, dedico un tiempo corto al libro que tengo encima de la mesa. Además, me planteo leer de forma estratégica, sin más pretensiones que ir revisando lo que dice el libro, conocer su contenido, su organización y entender sus ideas básicas. Me fijo principalmente en los procedimientos de actuación que describe y en los ejemplos de aplicación. Y, sobre todo, no me dejo intimidar por los modelos teóricos de diseño o implementación que plantea ni por la terminología o la teoría psicopedagógica que contenga. En este punto, creo que es importante señalar que la literatura anglosajona es mucho más directa y clara en su descripción de las técnicas, metodologías docente y aplicaciones que otra literatura que yo he manejado en castellano.

También me animo a la lectura buscando la ocasión de poner en práctica en mi docencia diaria algunas de las ideas más interesantes que aparecen en el libro. Así, cuando encuentro algo que me gustaría probar lo hago en las siguientes clases. Adapto el diseño a mis necesidades y mi contexto pero no espero al curso que viene. He asumido  el método de”prueba y error” como una forma viable de hacer cosas nuevas en clase, la mayoría de las veces cosas sencillas sin demasiada complicación, sin pomposas etiquetas de Innovación Docente ni diseños excesivamente elaborados. Eso sí, mantengo la red de seguridad de realizar una práctica informada, basada en teorías educativas y con la referencia de las experiencias de otros. Por supuesto, si alguna de las ideas que me gustan se vuelve excesivamente compleja o trabajosa, la descarto sin remordimientos esperando tiempos mejores.

En conclusión, ha sido mi deseo de convertirme en una docente profesional lo que me ha llevado a la formación continua y a este tipo de literatura. Por otro lado, ha sido la finalidad práctica de adaptar algunas de las ideas para modernizar mis clases lo que me hace seguir leyendo y agradeciendo sugerencias nuevas como es el caso del libro Teaching naked de José Antonio Bowen, sugerido por Alfredo y que pronto estará encima de mi mesa esperando sus 15 minutos diarios.

Be Sociable, Share!
No comments yet.

Deja un comentario